Todas aquellas personas interesadas en la enseñanza del español -y en la docencia en general- mediante los "nuevos" recursos tecnológicos que tenemos a nuestra disposición serán bienvenidas a este blog. Espero que tanto los alumnos de la materia como todos los interesados en el tema compartan sus ideas, sugerencias, inquietudes, dudas, etc. 
Puesto que hoy en día internet forma parte de cada uno de nosotros, y nosotros formamos internet, sed libres de utilizar este blog con el fin de mejorar en el manejo de las nuevas tecnología aplicas a la enseñanza.

 


Comments

ELENA
07/02/2013 11:45am

El primer día de clase, se realizó un debate con respecto a la utilización de las nuevas tecnologías en el ámbito de ELE.
En primer lugar, se planteó la posibilidad de aprender un idioma vía online. A lo largo del debate, se pudo escuchar los comentarios de los compañeros con respecto a sus experiencias tanto como alumnos como profesores. Mi conclusión personal es que para poder obtener un resultado efectivo al hacer un curso online uno tiene que ser muy disciplinado. Por otro lado, considero que a través de esta enseñanza se pierde un elemento fundamental de la propia: la interacción con el profesor y con el resto del alumnado. Pienso que esta es una parte fundamental en la enseñanza de un idioma y por tanto soy contraria al aprendizaje online exclusivo. Creo que las actividades online, si se complementasen con una parte presencial, podrían funcionar.
En segundo lugar, se planteó la utilización de nuevas tecnologías durante las clases de ELE. En mi opinión esta utilización puede ser muy práctica por las siguientes razones:
- Permite que el profesor cambie y tenga un mayor número de recursos en el aula, de manera que puede mantener la atención de los alumnos.
- Permite un feedback con el alumnado fuera del aula.

Reply
Alicia
08/02/2013 4:01am

Mi opinión respecto a si se puede aprender un idioma en un curso online es, quizás, un poco tradicional aún, aunque no descarto que a lo largo del curso pueda cambiar.
Para mí tanto enseñar como aprender una lengua está muy relacionado con el contexto físico en el que se desarrolla la clase. Me parece básica la interacción cara a cara, en la que hay comunicación verbal y no verbal (sé que en un curso online es posible la comunicación mediante videoconferencia, pero en mi opinión no es lo mismo). Para mí, es esencial la creación de un ambiente propicio para la enseñanza. Este es una ambiente cuya base asienta el profesor, pero que es construido tanto por el profesor como por los alumnos y este ambiente yo, personalmente, no sé crearlo si no estoy en el mismo espacio físico y al mismo tiempo que los aprendientes.
Por otro lado, considero muy importante el hecho de tener en cuenta los diferentes estilos de aprendizaje de los estudiantes en función con los distintos tipos de inteligencia ( estudiantes más visuales, más auditivos, más kinestésicos...) y esto tampoco sabría como abarcarlo en un curso online.
Tras esta reflexión, que pueda parecer negativa pero no es mi intención que así sea, quisiera destacar que sé que sí existen cursos online muy buenos (por ejemplo de formación de profesores) y que por ello nuestro reto es conseguir transferir a un curso online, todas aquellas cuestiones que nos resulten importantes a la hora de adquirir un lengua. Lo único es que yo, por ahora, no tengo las fórmulas, pero espero que al final del curso las encontremos entre todos.

Reply
Pilar
09/02/2013 3:43am

En el debate que llevamos a cabo el primer día de clase, relacionado con la posibilidad de enseñar/aprender un idioma exclusivamente de manera virtual, se habló de algunas ventajas y desventajas sobre este tema.

En general, fuimos bastante reacios a utilizar las nuevas tecnologías como el único medio posible para nuestras clases. A este respecto, comentamos especialmente que en un curso totalmente virtual se pierde el factor humano, como bien dice Alicia en su comentario. Además, podemos encontrarnos con alumnos con pocas nociones de informática, en cuyo caso parece que las nuevas tecnologías dificultan el aprendizaje en lugar de mejorarlo, por los problemas que esto conlleva. Como dice Elena, también se habló de la necesidad de disciplina y constancia por parte del que aprende, puesto que depende únicamente de nosotros que decidamos conectarnos un rato al curso o lo dejemos para otro rato. Por último, en el debate también se comentó que un curso en el que los debates se realizan mediante foros puede generar estrés en algunas personas, ya que puede darse el caso de que cada vez que te conectes tengas cincuenta mensajes por leer.

Todas estas desventajas comentadas en clase no significa para nada que cerráramos las puertas al uso de nuevas tecnologías en nuestras clases. Por lo general, creo que todos las valoramos como un recurso más que podemos (y debemos si tenemos la oportunidad) utilizar en nuestras clases. Considero que las ventajas más importantes para la enseñanza/aprendizaje de lenguas son su contribución a la motivación de los alumnos (y especialmente a la motivación de los más jóvenes) y a lo positivo que resulta para una persona tímida el poderse expresar sin el cara a cara.

En mi experiencia, he sido tanto profesora de cursos virtuales de idiomas como alumna de un máster de traducción totalmente virtual y he “sufrido” todas las ventajas y desventajas mencionadas aquí. El máster virtual, pese a ser virtual, fue un contexto excelente para el aprendizaje, quizá por la organización del curso, quizá porque el tema no requería el factor humano que sí se necesita para aprender una lengua. De hecho, como ya dije en clase, mi experiencia como profesora de idiomas no fue tan positiva.

En definitiva y desde mi propia experiencia, me quedo con la idea de que el aprendizaje de una lengua requiere, posiblemente más que otros campos de conocimiento, el factor humano, sin el cual se pierde una parte importante de la esencia de las lenguas. Sin embargo, estoy segura de que el hecho de incorporar las nuevas tecnologías a nuestras clases puede aportarnos numerosos beneficios, que seguro iremos descubriendo poco a poco en esta asignatura.

Reply
Roberto
11/02/2013 12:55pm

Mi opinión sobre el tema del aprendizaje de lenguas mediante cursos online, la cual está respaldada por mi experiencia personal, es la siguiente:
Creo que si es posible el aprendizaje de lenguas mediante cursos online siempre y cuando estos cursos sean competentes, estén bien estructurados y cubran las necesidades de los alumnos siguiendo una metodología especifica la cual se adapte a estas. Con el avance de las tecnologías queda obsoleta la idea de que faltaría el factor humano en las clases así como toda esa comunicación no verbal de la que hablan mis compañeros, ya que hoy en día es posible realizar videoconferencias con varios participantes viéndose entre ellos.

Así como con respecto al tema de la utilización de recursos tecnológicos en el aula, creo que es imprescindible que incorporemos los recursos tecnológicos en nuestras programaciones y por tanto en nuestras clases, ya que los alumnos más jóvenes se sienten muy cómodos con el uso de estos. Incluso se podría empezar a hablar de un nuevo estilo de aprendizaje, el cual se podría bautizar como “tecnológico”, con su razón de existir claramente definida en la familiaridad que hoy en día se tiene con todos los avances tecnológicos y la confianza que estos aportan a los alumnos, introduciendo así un factor tanto instructivo como lúdico en la clase para facilitar el aprendizaje, ya sea mediante el uso de ordenadores, pizarras digitales, tablets o cualquier otro recurso tecnológico.

Como conclusión, quisiera destacar desde mi experiencia docente la fantástica acogida a la introducción de los recursos tecnológicos por parte de mis alumnos, como mi propia experiencia positiva desde mi persona como estudiante.

Reply
Miguel
11/02/2013 5:14pm

Mi opinión con respecto a la utilidad de las nuevas tecnologías, en concreto un curso on-line, en la enseñanza de lenguas es por lo general positiva.

Las nuevas tecnologías permiten tanto a alumnos como a profesores ampliar las posibilidades del aprendizaje: En primer lugar permite eliminar horarias y de distancia. Un alumno puede estar haciendo un curso on-line en la India independientemente de dónde sea el profesor. Otra ventaja es la amplitud que ofrece internet ya que el alumno es totalmente libre de explorar sitios web en los que puede encontrar ejercicios para practicar o asuntos de ocio que le parezcan interesantes. Para algunos alumnos, un curso on-line puede ser muy motivador debido a que, de algún modo, se eliminan las connotaciones restrictivas (horario, aula...) que algunos alumnos pueden llegar a atribuir a un curso presencial.

Por otro lado el profesor pierde gran parte de la información que un alumno le transmite en un aula física. No percibe su progresión, sobretodo en la faceta oral (a pesar de la posibilidad de videoconferencias, no es lo mismo que una conversación cara a cara). Además, se necesita una fuerte motivación y disciplina (como comentaba Elena) por parte del alumno para un aprendizaje constante.

Sólo tengo experiencia una experiencia como estudiante de curso on-line y fue bastante agradable debido a la libertad de horario y el fácil acceso a la información. Sin embargo, a la hora de resolver dudas el tiempo de respuesta era, lógicamente, mucho más elevado de lo que hubiera sido una simple pregunta en una clase física.

Reply
Javier
12/02/2013 8:31am

En cuanto al debate que tuvimos en clase, creo que todos acertamos en decir que el uso de los recursos tecnológicos en la enseñanza de español como lengua extranjera es beneficioso.
En la actualidad, la enseñanza y aprendizaje van de la mano de los nuevos métodos y herramientas que surgen gracias a los avances tecnológicos. Como bien dije en clase, creo que tengo más bien una postura algo conservadora con respecto al uso de recursos tecnológicos en la clase de español. Considero que estos recursos deben funcionar como herramientas complementarias en el aprendizaje. Todos sabemos usar hoy en día las tecnologías, nos son familiares y por ello creo que son buenas opciones que ayudan al profesor en sus clases, hacen las clases más dinámicas y entretenidas. Pero, al mismo tiempo, creo que no deben tener un papel primordial en la clase. El profesor sigue siendo la fuente de información e instrucción, debe estar presente para conducir la clase y ayudar a los alumnos en todo momento.
En cuanto al uso de cursos on-line para aprender español, es obvio que el papel del profesor queda relegado a un segundo plano. No se puede negar que estos cursos facilitan enormemente al aprendizaje de otras lenguas, ya que inconvenientes como el tiempo o la distancia ya no son importantes. Nunca he realizado un curso on-line, por lo que realmente no puedo ofrecer una amplia opinión, pero desde la falta de experiencia en este tema, sigo pensando que, como método de aprendizaje, puede tener grandes deficiencias, ya que el aprendizaje de una lengua no es equivalente al aprendizaje de muchas otras materias, el profesor es la mejor herramienta para el aprendizaje de una lengua, y mediante esta forma de aprendizaje, al no estar presente en cada momento, puede ralentizar o provocar un aprendizaje no muy óptimo.

Reply
Elena I.
12/02/2013 9:14am

Cada día es más común encontrar recursos tecnológicos en las escuelas, ya sean escuelas de primaria o dedicadas a la enseñanza de lenguas extranjeras. Al ser una técnica relativamente nueva creo que su eficacia se podrá demostrar de una manera exacta, dentro de unos años. Hoy en día no creo que sea muy factible opinar duramente sobre ello. Así pues, por el momento, debemos intentar adaptar estos recursos para poder obtener frutos positivos en un futuro no muy lejano.
Sin embargo los cursos on-line hace bastante tiempo que existen y, como usuaria de estos me veo con la capacidad de opinar libremente al respecto. Durante mi periodo universitario en Barcelona pude llegar a realizar hasta cinco cursos on-line en los que me proporcionaban créditos de libre elección. Gracias a esta herramienta pude comprobar la eficacia de este tipo de recursos. Los materiales presentados en cada curso eran claros, muy bien explicados. También, la eficacia de los profesores encargados de los cursos era tan alta que las dudas eran resueltas en cuestión de minutos. Así pues, la única desventaja que le encuentro a este recurso es el enorme compromiso del profesor con sus alumnos. Esto es debido a que el alumno podía escribir dudas o realizar exámenes a cualquier hora y, el profesor estaba dispuesto a contestar todo al momento o en el meno tiempo posible. En resumen, mi experiencia fue muy positiva en muchos sentidos.
Sin embargo, respecto al uso de los recursos tecnológicos para la enseñanza de lenguas tengo mis dudas. En primer lugar, la interacción entre el profesor y el alumno real se pierde. Esto implica que el profesor nunca podrá llegar a saber realmente si el alumno progresa adecuadamente; un estudiante de una lengua extranjera prácticamente nunca podrá hablar tal y como escribe un e-mail o un texto para el profesor. Además, los grupos o parejas que se forman en una clase de idiomas son muy útiles para la fluidez oral en la lengua elegida. Así pues, existen varios aspectos de la enseñanza que se pierden durante un proceso de aprendizaje totalmente informatizado.
No obstante no cabe duda de que la aplicación de recursos tecnológicos durante una enseñanza en el aula, ayuda al alumno a conocer y asimilar métodos alternativos de enseñanza. También creo que está combinación de recursos es ideal para la motivación e interés de los estudiantes.

Reply
Provi
12/02/2013 3:34pm

Al hilo de vuestros comentarios yo también tengo que mostrar mis reservas respecto a la enseñanza virtual. Como usuaria habitual de cursos online, considero que, en muchas ocasiones, se pierde el factor humano y todos los detalles que un profesor puede llegar a percibir en un aula física. También es cierto que todo depende de la materia que se esté impartiendo y de los objetivos de la misma. En el caso concreto del aprendizaje de idiomas, creo que la parte presencial es casi imprescindible y no concibo un curso exclusivamente online que complete todas las necesidades de un aprendiente de lenguas. Como dice Elena requiere una disciplina y no todos los estudiantes consiguen alcanzar los objetivos por esta misma exigencia. Sin embargo, pienso que si el profesor proporciona un feedback periódico y se fijan unas fechas para realizar entregas y foros de consulta y de debate el curso puede llegar a funcionar en gran medida, aunque sigo sin tener muy claro de qué forma se cubriría la parte de comunicación oral tan necesaria en los nuevos enfoques metodológicos. En mi opinión, debido a los problemas de espacio y tiempo con los que a veces contamos, considero la enseñanza semipresencial una alternativa para cubrir las necesidades comunicativas que un curso exclusivamente online no consigue englobar.

Reply
Estefanía Núñez
13/02/2013 6:44am

Con respecto al aprendizaje de idiomas mediante cursos online pienso que se puede aprender léxico, gramática... Básicamente, se puede aprender a "escribir" un idioma, pero no se aprende a "hablar" desde mi experiencia con cursos de inglés online. En los cursos de idiomas online se aprenden conceptos muy interesantes y útiles pero prefiero las clases presenciales. No he tenido la experiencia de hacer cursos semi-presenciales quizás de esta manera se consiga alcanzar el mayor rendimiento en todas las destrezas, pero siempre con ese mínimo de presencialidad. Considero que en los cursos online se pierde la espontaneidad en la producción oral y la riqueza que tiene el aprendizaje colectivo, es decir, los errores que se producen en clase -tanto los producidos por nosotros mismos como por los compañeros- refuerzan los conceptos gracias a esa visión amplia de un colectivo.

En cualquier caso, hay cursos de todo tipo: algunos están mejor elaborados que otros pero con todos los cursos que he hecho siempre me ha faltado la práctica en la producción oral de una manera espontánea que, en realidad, es para lo que se aprende una lengua -al menos pienso que es así en la mayoría de casos.

Reply



Leave a Reply